El último estudio publicado por KMPG (“A new world of opportunity: The insurance innovation imperative“) nos aporta datos que indican que el sector de los seguros esta sufriendo una profunda transformación. Se ha abierto un nuevo horizonte en términos de nuevos modelos de negocio y nuevos paradigmas tecnológicos que están invitando a las compañías a inclinarse por la innovación para adaptarse a un mercado cambiante.

El informe, construido a partir de una encuesta realizada a 280 directivos del sector asegurador de veinte países (entre los que se encuentra España), apunta que un 83% de los directivos del sector asegurador vincula el éxito de su compañía a la innovación. 

El análisis de KPMG también apunta que un 60% de los directivos encuestados opina que el uso de las tecnologías es prioritario para su compañía en los próximos dos años.

Compañías como Mapfre, Beagle Street o IAG atesoran referencias de éxito por iniciativas puestas en marcha en los últimos años.

Mapfre ha desarrollado un proyecto mediante el cual ha conseguido vender con éxito la venta de seguros en supermercados de Brasil.

Beagle Street ha desarrollado un nuevo proyecto de contratación online más eficiente.

IAG ha trabajado en el desarrollo de un seguro para la prevención de desastres naturales en Australia.

Barreras a la innovación

El informe apunta que uno de los principales desafíos para plantar cara al nuevo paradigma tecnológico que se dibuja en la sociedad es las aptitudes de las organizaciones encuestadas. El 74% de los encuestados opina que sus compañías carecen de las aptitudes básicas necesarias para desarrollar un proceso de innovación.

Además el 79% de los directivos encuestados apuntan que “solo satisfaciendo sus necesidades actuales y diarias de innovación sus empresas están al límite de sus posibilidades”.

El nuevo marco tecnológico del mundo esta cambiando las reglas del juego, también lo hará para el sector asegurador.