El PIB del Gigante Asiático del tercer trimestre en tasa interanual creció a un ritmo del 6,9%. Se trata del menor crecimiento interanual desde el primer trimestre de 2009 pero esta por encima de la previsión de consenso que se situaba en el 6,8%.

 

La previsión del Gobierno chino para 2015 se sitúa en el 7%. El crecimiento, situado en el 6,9%, por debajo de las expectativas gubernamentales, abre la puerta a nuevas reformas que impulsen la economía del país.