Las compañías de seguro han adquirido una fama que apunta a que “no cubren” los siniestros o tratan de “escurrir el bulto“. Hacer que el asegurado pierda de vista ese “estigma” es complejo y hemos visto iniciativas de lo más variopinto pero, quizás la que más nos ha llamado la atención ha sido la de Farmers Insurance con su “Hall of Claims”, el salón de la fama de los siniestros.

 

El objetivo es sencillo, demostrar que son capaces de dar cobertura a los siniestros más insospechados. De todos ellos, nos ha llamado especialmente el denominado UFH20… un juego de palabras entre UFO (OVNI) y H20.

El siniestro…

Este siniestro es real y fue atendido por la compañía mencionada el 24 de agosto de 2008. En ocasiones tratar de demostrar tus habilidades como “manitas” puede salirte muy caro. Este fue el caso de un asegurado que trato de arreglar por sus propios medios el calentador del agua. Unas pocas horas después de finalizar la “reparación” la reacción del calentador fue totalmente inesperada… cual cohete salió disparado, perforando el techo de la casa y algunos coches aparcados frente a la propiedad… varios pisos sufrieron daños…

La cobertura…

Daños en la edificación: Los seguros de hogar y comunidades suelen cubrir muchos tipos de daños a la edificación pudiendo incluir estructuras auxiliares, como un garaje. Su póliza cubrirá los daños causados por fenómenos como el viento, el fuego, aparatos explosivos y el vandalismo (sujeto a las exclusiones).

Daños a los coches aparcados: En este caso entra en juego la cobertura de Responsabilidad Civil. El seguro respondió por los daños a la propiedad de terceras personas (en este caso, los coches).